Inicio : Feria del Libro - Córdoba

Noticias sobre la Feria del Libro 2017

Luz Gabás presenta su “novela sobre la vida”

Atención, abrir en una nueva ventana. Imprimir

La escritora pirenaica presenta en la Feria en el Libro 'Como fuego en el hielo', su tercera novela

gabas-jimenezLa exitosa autora de 'Palmeras en la nieve' vuelve al romanticismo en su nueva obra Como fuego en el hielo (Planeta), presentada anoche en la Feria del Libro cordobesa. "Este es un homenaje al romanticismo no solo en el plano emocional sino también en el literario", contestó la autora a la periodista Marta Jiménez durante su charla ante una repleta carpa de presentaciones del Bulevar del Libro.

La novela sucede en Albort, que es el nombre que la escritora ha dado a Benasque, un pueblo de los Pirineos de Huesca, donde la propia Gabás fue alcaldesa (ya dejó la política) en la época de su primera novela. En esta nueva novela el protagonista, Attua, abandona el Madrid de 1853, huyendo de un crimen cometido en un duelo de honor, y se refugia en las altas montañas. Vuelve a su casa. Ahí se reencontrará con su primer amor, pero ha de hacerse cargo del negocio familiar y las circunstancias no serán favorables para ninguno de ellos.

Como fuego en el hielo ilustra la llegada de los primeros viajeros extranjeros de espíritu romántico a España y los inicios de los viajes al Pirineo francés y español, además del turismo termal de las aristocracias rusa, inglesa y francesa en aquellas montañas. "Un homenaje al romanticismo como época y como actitud del espíritu de hoy día", señaló en córdoba la escritora. Una novela "sobre la vida" como "sucesión de decisiones" que cierra su trilogía "emocional".

Antes, la autora Care Santos presentó su novela 'Media vida', ganadora del Premio Nadal 2017 y editada por Planeta, dentro de la 44ª Feria del Libro de Córdoba.

[publicado en Cordópolis 2/4/2017]

 

   

Mora y Neuman reivindican a Eduardo García como poeta "valiente y completo"

Atención, abrir en una nueva ventana. Imprimir

Amigos, familiares y el mundo de la cultura cordobesa rinden homenaje al autor, fallecido el pasado año, en la presentación del volumen 'La lluvia en el desierto. Poesía completa'

valenzuela-amigosLa cultura cordobesa se volcó ayer con la presentación de La lluvia en el desierto. Poesía completa (Colección Vandalia de la Fundación José Manuel Lara), que reúne la obra poética y dos libros inéditos de Eduardo García, un clásico actual con una "obra singular y única", como destacaron Vicente Luis Mora y Andrés Neuman, autores del epílogo y el prólogo respectivamente. Amigos, seguidores y familiares se reunieron para recordar y homenajear al poeta, fallecido el pasado año, y llenaron la caseta de presentaciones de la Feria del Libro de anécdotas, alabanzas y recuerdos.

Federico Abad, que se ha encargado junto a Rafaela Valenzuela (viuda de Eduardo) de la edición, destacó en la presentación que con esto "se cierra el círculo" ya que a comienzos de los años 90 participaba en las reuniones poéticas del aula de la Posada el Potro. "Para mí es muy emocionante haberme encargado de La lluvia en el desierto. Era mi obligación porque llegó un momento, no sé si porque Rafi y yo éramos amigos desde la adolescencia, en el que Eduardo y yo nos adoptamos como hermanos", manifestó Abad. La relación fue "tan estrecha que esto me causa mucho dolor pero también mucho orgullo", apuntó.

EL AUTOR DE 'LA VIDA NUEVA' "NO SE PARECÍA A NADIE COMO POETA NI COMO PERSONA"

Así, resaltó que en su prólogo Neuman dice que en Duermevela (la última obra que Eduardo García publicó en vida) hay "una especia de duros presagios, como el augurio de una desaparición". A pesar de ello, "en el último periodo de su vida me dejó pasmado por la tranquilidad y valentía con las que afrontó la enfermedad".

Por su parte, Neuman expresó que escribir el prólogo de esta obra ha sido un "durísimo y honroso honor", y leyó algunos fragmentos en los que recuerda un viaje en coche en un día lluvioso en el que conducía Eduardo, cuyos reflejos salvaron a los ocupantes de tener un accidente.

También indicó cómo el autor, con el tiempo, fue recuperando su memoria de Brasil, su tierra natal, y su "rescate del idioma portugués" y su "acento paulista" después de 40 años usando el español. Esa combinación de patria lejana y lengua perdida llevó a Eduardo hasta el recuerdo de su madre.

Neuman señaló que este volumen editado por la Fundación Lara no sólo es importante porque contiene toda la poesía publicada en vida por el autor de La vida nueva, sino porque también asoma al lector a su corpus. Así, La lluvia en el desierto está formado por dos medios libros que conforman uno solo. El primer medio, de 2011, es "de surrealismo poético", mientras que el segundo medio es "estremecedor" ya que lo escribió "robándole horas a la existencia". En todos ellos "hay poesía de valor", puntualizó Neuman. Tras esto y para acabar su intervención, leyó los poemas Hospital, Muñeco de trapo y Bailando con la muerte, "un poema que retrata a Eduardo entero" y "casi oscuramente divertido".

Por su parte, Vicente Luis Mora indicó que participar en este libro para él es "toda una felicidad y orgullo" y destacó el carácter integrador de Eduardo, que "consiguió reunir a toda la poesía cordobesa" y "limar asperezas", lo que se reflejó ayer en la presentación. Además, aseveró que este libro es un ejemplo de cómo se debe editar y al que va a "defender como si fuera mío" porque lleva en su interior una de las poesías más valientes y completas de la actualidad. "Incluye la mejor poesía que prácticamente se puede obtener hoy en día", puntualizó. En ese sentido, resaltó la "obra singular y única" de Eduardo, que "como poeta y como persona no se parecía a nadie". "Era profesor a veces y maestro siempre", concluyó Vicente Luis Mora.

En representación de la Fundación Lara, Ana Gavín dijo que es un "honor tener a Eduardo García presente con su obra completa". Dada la gran afluencia de público que hubo en el acto, "me he dado cuenta de cómo se le admiraba y eso es muy gratificante", apuntó.

Poetas, editores, personas ligadas a la cultura cordobesa y una gran representación de la Delegación de Cultura del Ayuntamiento -encabezada por su delegado, David Luque- arroparon a la familia de Eduardo García en este acto que concluyó con la lectura de unos poemas a cargo del poeta y periodista Roberto Loya.

[publicado en El DÍA de Córdoba 1/4/2017]

 

   

Entre testimonios, báculas y talleres de escritura

Atención, abrir en una nueva ventana. Imprimir

La cita encara su recta final con un encuentro con Luz Gabás y la presentación de 'Media vida', de Care Santos

Taller-Salvador-Gutierrez-SolisLa octava jornada de la Feria del Libro viajó ayer entre métodos para delgazar, testimonios de una matanza que conmovió a España, la memoria del mundo rural español y talleres de escritura mediante los que los lectores se introdujeron en el universo de las letras.

Como es tradicional, la mañana y principios de la tarde estuvieron dedicadas al público infantil. Nono Granero mantuvo un encuentro con un grupo de escolares de cuatro años para presentar su libro El gallo canta, publicado por la Editorial Tres Tristes Tigres; mientras que por la tarde presentó y firmó ejemplares, ya para el público familiar.

Además, Salvador Gutiérrez Solís dirigió una nueva sesión del taller de palabras Cuenta tu historia, que se desarrolló durante jueves y viernes; mientras que el parte del equipo del programa de Canal SurLa báscula presentó El método de la báscula.

Uno de los actos centrales del día -además de la presentación de La lluvia en el desierto. Poesía completa- fue la presentación de La memoria incómoda. Los abogados de Atocha, de Alejandro Ruiz-Huerta, uno de los supervivientes de ese atentado que ocurrió en Madrid en 1977. El pasado enero se cumplieron 40 años de ese hecho que sucedió en el umbral de la transición a la democracia en España y en el que murieron cuatro abogados y un administrativo y otros cuatro abogados heridos de gravedad.

Por último, Alejandro López Andrada firmó ejemplares de Viento derruido, un libro escrito en formato de crónica periodística en el que habla del final de una época en el mundo rural español, previa a la globalización y las nuevas tecnologías. Se trata de la primera parte de la conocida como Trilogía de lo rural.

Para la jornada de hoy la feria programa un encuentro con Luz Gabás (20:00), autora de Palmeras en la nieve, Regreso a tu piel y Como fuego en el hielo; la presentación del Premio de Poesía Ricardo Molina; y de Media vida, de Care Santos (Premio Nadal 2017). Además, Marta Jiménez firmará ejemplares de Yo, Bill Murray; Regina Román de Dos lunas para Sofía, y Azucena G. Blanco de El ser breve.

[publicado en El DÍA de Córdoba 1/4/2017]

   

Entre el recuerdo y la memoria

Atención, abrir en una nueva ventana. Imprimir

Alejandro Ruiz Huerta presenta en la cita literaria su libro sobre el asesinato de los abogados de Atocha en 1977 H Se rinde homenaje al poeta Eduardo García y también se ofrecen al público los consejos del volumen 'El método de la báscula'

ruiz-huertaEn la recta final de la Feria del Libro, el recuerdo, la memoria y el homenaje fueron los grandes protagonistas de la jornada de ayer en la cita literaria, que propuso presentaciones y firmas de ejemplares que llevaron al público a recordar hechos como el asesinato de los abogados de Atocha el 24 de enero del 1977, a través de las páginas de la obra de Alejandro Ruiz Huerta, uno de los supervivientes de la matanza en la que murieron los abogados Enrique Valdevira, Luis Javier Benavides y Francisco Javier Sauquillo; el estudiante Serafín Holgado, y el administrativo Angel Rodríguez, y resultaron gravemente heridos Dolores González Ruiz, embarazada que también perdió a su hijo, Miguel Sarabia Gil, Luis Ramos y el propio autor de La memoria incómoda. Los abogados de Atocha, que fue presentado por Ricardo González y Joaquín Pérez Azaústre.

También echa la vista atrás en su último libro Alejandro López Andadra, del que firmó ejemplares ayer en el Bulevar del Libro. En esta novela, el autor de Los Pedroches se adentra en tiempos duros y antiguas costumbres y creencias, elaborando una crónica emotiva sobre un tiempo que ya se ha desvanecido. En El viento derruido (2004), reeditada por Almuzara, el autor ha hecho significativas modificaciones, aunque continúa siendo la crónica íntima y emotiva de un tiempo que ya pasó y de una cultura y una vida, la rural, que se ha ido extinguiendo a lo largo de los años. Los Pedroches, el norte de Extremadura y el sur de Castilla la Mancha vuelven a ser el escenario de esas vivencias, teniendo como protagonistas a los últimos habitantes de esa vida rural desaparecida, donde da un importante papel a la mujer, convirtiendo este libro en un «ensayo antropológico» donde se mezcla el tono periodístico, la poesía, la novela y el libro de viajes. «Fundamentalmente, son los testimonios de una España rural que se desvanece», aunque no hay ningún poso de pesimismo, porque «aunque era una vida dura, también tenía su tono emocional, un interés», señaló él autor.

Por otro lado, con La lluvia en el desierto. Poesía completa (1995-2016) se recordó ayer al poeta Eduardo García, fallecido el pasado año.

Tras su presentación el pasado miércoles en Madrid, ayer se dio a conocer en Córdoba este volumen, que reúne la obra de un poeta al que se considera como uno de los autores de referencia de su generación, con gran influencia en los poetas más jóvenes. Eduardo García dejó una obra poética que recoge íntegramente este volumen, en cuya presentación en Córdoba participó Ana Gavín, Andrés Neuman, Vicente Luis Mora y Federico Abad. Desde los poemas iniciales hasta la formulación de lo que él mismo definió como «realismo visionario», sin olvidar los depurados poemas últimos, su trayectoria está marcada por la necesidad de explorar nuevos territorios, que lo condujo a una búsqueda incesante en los límites del lenguaje, la imaginación o la identidad.

La lluvia en el desierto es el título que el autor proyectó para su poesía reunida y lleva el de la edición completa, que incluye poemas rescatados o inéditos e incorpora sendas aproximaciones de dos escritores estrechamente vinculados a su trayectoria: un preámbulo donde Andrés Neuman glosa la figura del poeta y su relación con el amigo, y un epílogo donde Vicente Luis Mora analiza a fondo su itinerario poético y ensayístico. La cita literaria también tuvo su espacio para los niños, con la presentación del libro de Nono Granero El gallo canta y también tuvo su espacio el popular programa de Canal Sur Televisión La báscula, cuyos presentadores y asesores recalaron ayer en el Bulevar con El método de la báscula, un libro que propone, ante todo, comer sano y hacer ejercicio y seguir el ejemplo de los participantes del programa.

Diferentes personas han visto cambiar sus vidas tras perder peso como nunca antes lo habían hecho, ganar autoestima, confianza en sí mismos y capacidad de relacionarse con su entorno. Lo que recogen las páginas de este volumen es un auténtico reto que puede mejorar la vida a través de consejos, procedimientos, técnicas, ejercicios, etcétera.

[publicado en diario Córdoba 1/4/2017]

 

   

Cristina Fernández: "Un buen relato es el aquel que consigue que se suspenda la vida a tu alrededor"

Atención, abrir en una nueva ventana. Imprimir

Francisco Carrasco destaca el estilo «misterioso y voraz» y el «don de la narratividad» de la escritora. La autora reúne seis cuentos en esta obra, con la que «inicia una nueva etapa» tras una larga ausencia

carrasco-cubasLa escritora Cristina Fernández Cubas (Barcelona, 1945) defendió ayer en Córdoba la categoría literaria del relato y del cuento durante la presentación, en la Feria del Libro, de su obra La habitación de Nona, que corrió a cargo del jefe de Cultura de Diario CÓRDOBA Francisco Antonio Carrasco. La autora, que publica nueve años después de su última obra, Parientes pobres del diablo, vuelve a dar rienda suelta a este género, considerando que, como lectora, «un buen relato es aquel que consigue que se suspenda la vida a tu alrededor» y, sobre todo, «es el que no se olvida», asegurando que, «aunque el cuento no sea tan mayoritario como la novela, ha dejado de ser el hermano pobre de la literatura» y sus lectores «tienen que ser inteligentes». El periodista desgranó la trayectoria de la escritora, de la que destacó el Premio Nacional de la Crítica y el Premio Nacional de Narrativa, galardones con los que se reconoce a «una autora que ha dedicado al cuento lo mejor de sí misma, pero, a la vez, se reconocía el valor de un género que, aunque menor en tamaño, exige, quizá por eso mismo, una maestría de la que muchas veces no gozan los grandes novelistas».

Por otro lado, Carrasco señaló que con este libro la autora «inicia una nueva etapa», que calificó de «fructífera y luminosa» después de largo tiempo, que el presentador tildó como «normal» considerando la «fatal circunstancia del fallecimiento de su marido, Carlos Trías, en el 2007, y de la publicación de Todos los cuentos en 2008», hechos que «podrían hacer pensar que Cristina Fernández Cubas había cerrado su obra literaria».

RECUERDOS

Afortunadamente, prosiguió Carrasco, no ha sido así, señalando que en uno de los cuentos de La habitación de Nona, La vida nueva, «el pasado y el presente se confunden y los recuerdos surgen con tanta fuerza que te arrastran, en el que mentalmente recuperas a ese marido que se ha ido hace poco, ocho meses entonces. Un cuento valiente, con el que definitivamente supera al pasado y, como indica el título, empieza una vida nueva».

Al respecto, la escritora señaló que esta obra, que reúne seis cuentos --en los que desfilan personajes como dos hermanas, una mujer madura en situación difícil, tres hijas frente a la mujer elegida por su padre en los últimos días de su vida y una joven y su tío con un complejo vínculo-- es el libro «más especial, con mayúsculas» de toda su obra y, además, «ha tenido una trayectoria que me ha provocado agradables sorpresas», aclarando que entre estos relatos «hay ventanas abiertas y algunas relaciones entre ellos» y que sus personajes pueden surgir «de un recuerdo, de un sueño, de una necesidad y de la imaginación pura y dura».

En este libro, «realidad y ficción se confunden», lo que es una de las características de la obra de Fernández Cubas, prosiguió el periodista, que destacó que en este volumen «asistimos al despliegue de un universo literario sorprendente en el que muchas cosas no son lo que parecen y la clave puede estar escondida en cualquier lugar del texto, un universo de niños y ancianos muy especiales, cuadros reveladores, madrastras terribles, asaltos del pasado y tribus virtuales que te acaban poseyendo el cerebro».

En cuanto a su estilo, que calificó de «voraz y misterioso», Carrasco señaló que Fernández Cubas, además de unas propuestas atractivas e inquietantes, «tiene el don de la narratividad» y de llegar a «la confidencia y la complicidad con el lector, que queda atrapado entre sus redes».

CUENTOS REDONDOS

Por último, el periodista destacó que «son cuentos redondos, muy trabajados, en los que el final, muchas veces, remite a la primera frase, en los que todo está pensado, en los que no sobra ni falta nada, a no ser que la autora lo haya decidido por estrategia. Cuentos que, aunque puedan entenderse en la primera lectura, aguantan perfectamente la segunda y se refuerzan con ella». Según señaló la autora, en este libro invita al lector a meditar y cree que, aunque cada uno lo haga sobre algo diferente, está segura de que «se inquietará ante estos cuentos».

Por otro lado, la Feria del Libro también dio a conocer el volumen Iglesias Fernandinas de Córdoba, de Ricardo González Mestre y Daniel Valdivieso, cuya presentación corrió a cargo de Marisa Ruz, responsable de Cultura de la Diputación de Córdoba. Esta cuidada edición, en la que destacan sus espectaculares fotografías, se edita al cumplirse el 775 aniversario del edicto del rey Fernando III El Santo que autorizaba la organización de la ciudad recién conquistada en catorce collaciones en torno a otras tantas iglesias de nueva construcción que administrarían y regirían la repoblación cristiana de la ciudad: las iglesias Fernandinas, erigidas sobre su pasado andalusí y cuya historia está ligada a la de sus respectivos barrios. También presentó su nuevo libro Javier Lorenzo, que, junto a Alfredo Casas, dio a conocer en la Fundación Cajasol Castaño, alma de Cerezo, sobre el diestro Javier Castaño. Por su parte, José Daniel García impartió ayer un taller de poesía dentro del programa de actividades complementarias de la cita literaria.

[publicado en diario CÓRDOBA 31/3/2017]

 

   

Antonio Manuel se adentra en las contradicciones del siglo XX

Atención, abrir en una nueva ventana. Imprimir

De componentes históricos, también se centra en la política, el 'thriller' y el amor. El escritor presenta en el Bulevar 'El soldado asimétrico', su última novela

mesa-antonio-manuelEl escritor, intelectual, activista político y profesor universitario Antonio Manuel presentó ayer de una forma bastante atípica, ayudándose de sus propios lectores, su última novela, El soldado asimétrico, en la que hace una radiografía «de la vida de cualquier ser humano» y de las contradicciones del siglo XX, tomando como referente a un narrador «asimétrico», ya que le falta una pierna, pero que también «es asimétrico en lo emocional, en lo político y en lo moral, mientras busca la simetría, lo que considera la perfección y el ideal, en un poeta miliciano», señaló el escritor.

Una de las piezas claves de la obra --que tiene mucho componente de histórica, pero también de política, de thriller y de amor, lo que la convierten en una novela «de géneros»--, es su ubicación en el siglo XX, momento que el autor considera «una metáfora de lo peor y de lo mejor del ser humano», y que el narrador atraviesa en tres capítulos, que son las piezas de las que se compone la vida. La primera, señaló el autor, es la pérdida, «porque desde que naces ya estás perdiendo», y aquí el narrador enumera todas las pérdidas que va sufriendo al principio de su vida, incluida su pierna. Por otro lado, continúa el autor, «está la búsqueda», que se desarrolla durante la guerra civil, cuando «intenta encontrar ese ideal», y, por último, el equilibrio, «que llega después de que abdique de ese ideal, enamorándose perdidamente de su simétrico, que lo entrega todo por él de forma anónima, colocándose en el lado del corazón y no en el de la razón», una simetría que para Antonio Manuel simboliza el propio siglo XX. «En nombre de la razón se bombardeó Hiroshima y Nagasaki, y en una aparente sociedad culta se gaseaba a judíos, gitanos y repubicanos», continúa el escritor, que asegura que «en nombre de la razón se han cometido demasiadas barbaries» y para el que esta obra también supone una «especie de reivindicación» del corazón. Por otro lado, lo que el autor considera que hace diferente esta novela es la comunión entre «el fondo y la forma», dando importancia a su valor literario e intentando llegar a «un hermanamiento entre el mensaje y la forma de contarlo» porque la literatura no puede ser «un arma vacía, hueca».

[publicado en diario CÓRDOBA 31/3/2017]

   

Marcos Chicot habla con sus lectores de ‘El asesinato de Sócrates

Atención, abrir en una nueva ventana. Imprimir

chicot-clubesEl escritor madrileño Marcos Chicot se reunió ayer en Córdoba con sus lectores, con los que habló de numerosos aspectos de su novela El asesinato de Sócrates, que lo llevó a ser finalista del premio Planeta del pasado año. La cuarta novela histórica de este autor se sitúa tanto en el nivel del «entretenimiento» con intriga y acción, como en la reconstrucción «rigurosa» de la Grecia clásica que produjo «tantos prodigios», y, sobre todo, en la figura de Sócrates, uno de «los grandes maestros de la Humanidad, tanto en el plano intelectual como en el moral» y al que el escritor «no quería asesinar, sino resucitar».

En esta obra la ficción también juega su papel, aunque para Chicot es «muy importante» que el lector «sepa dónde están las fronteras» y, pese a que todo lo que narra sale de las fuentes históricas y de los datos de los que disponemos, el escritor detalla al final de la obra en una carta cuáles son los elementos reales y cuáles los que imagina.

Después de tres novelas situadas en este periodo histórico, Chicot vuelve a la Grecia clásica porque «no hay una época más fascinante». «Allí se produce nuestro nacimiento como civilización», y en «unas pocas décadas surge una explosión del arte y del pensamiento». Los lectores se preguntaron cuál sería el siguiente personaje del escritor, que respondió que «lo natural es que fuera Platón», pero no se atrevió a asegurarlo porque quedan «grandes gigantes sobre los que escribir» y «quizá acabe cambiando de idea».

[publicado en diario CÓRDOBA 31/3/2017]

   

Historias de civilizaciones e instintos (Chicot y Sadoun)

Atención, abrir en una nueva ventana. Imprimir

El finalista del Premio Planeta, Marcos Chicot, mantiene un encuentro con lectores en torno a 'El asesinato de Sócrates'
Abdul Hadi Sadoun presenta 'Memorias de un perro iraquí'

Marcos-Chicot-encuentro-clubes-lecturaDos historias sobre los instintos del ser humano, sobre civilizaciones y conflictos bélicos centraron ayer la jornada de la Feria del Libro. El finalista del Premio Planeta, Marcos Chicot, mantuvo un encuentro con miembros de los clubes de lectura de la Red Municipal de Bibliotecas en torno a El asesinato de Sócrates, una obra en la que hace una panorámica de la Grecia clásica y en la que brilla la figura del filósofo.

La novela -que transcurre durante 36 años- comienza con el vaticinio de la muerte de Sócrates por el oráculo de Delfos, que dijo que él era el hombre más inteligente de Grecia e iba a morir de forma violenta "a manos del hombre de los ojos claros", indicó Chicot. "Los oráculos no eran algo anecdótico, sino arraigado en la religión", apuntó.

En El asesinato de Sócrates "la idea es que el lector no sienta que está leyendo un libro de historia, frío", por ello Chicot retrata al filósofo en sus facetas de padre, marido y soldado, "con sus defectos y virtudes". El autor lleva 15 años escribiendo sobre la Grecia clásica y el objetivo de este libro era contar hechos relevantes de esa historia y de la vida y obra de Sócrates con el telón de fondo de la Guerra del Peloponeso. "La trama debe moverse en la realidad, nunca cambio un hecho histórico para ajustarlo a la trama", aseveró.

En las páginas de esta novela se refleja también el difícil papel de la mujer en Grecia. "Su vida era muy diferente a la de los hombres; había dos mundos", por eso hay un protagonista masculino y otro femenino tanto en Atenas como en Esparta. De hecho, al contrario de lo que se suele pensar, las mujeres tenían más derechos y formación en la segunda ciudad estado.

Otro de los actos de la tarde fue la presentación de Memorias de un perro iraquí, obra en la que Abdul Hadi Sadoun hace protagonista a un galgo llamado Líder afincado a orillas del río Tigris. A través de la mirada del animal, esta fábula indaga en los instintos del ser humano. El autor -hispanista, traductor y editor nacido en Bagdad- abandonó su país después de la Guerra del Golfo en 1991, tras cumplir el servicio militar obligatorio, y desde 1993 reside en Madrid.

Abdul Hadi Sadoun recordó ayer que Juan Goytiloso decía que el que se ha exiliado es para siempre, pero siempre vuelve a sus raíces. Por eso, a pesar de que lleva 23 años en España, escribe sobre Irak. Sus anteriores obras, cuentos y poesía, estaban escritos desde los ojos de un exiliado, desde fuera, y tenía ganas de hacerlo desde dentro. Tras "dos novelas fallidas", se dio cuenta de que para ello el personaje tenía que ser animal.

Un día, en una visita a la frontera de Líbano, vio un perro y se imaginó cómo sería el planteamiento de este libro. "El perro es un ser neutral en la mirada de la historia, no como el ser humano, que tiene orientación de izquierda y derecha", indicó ayer en la presentación. Líder "está en contra de lo que pasa en su país e intenta ser mejor perro", sin embargo cae, y mata, hace daño y pierde a familiares; como ocurre con cualquier ciudadano. "Todos somos partícipes de lo que ha ocurrido en Irak", añadió.

Abdul Hadi Sadoun señaló que desde el mundo árabe criticaron que todo en Memorias de un perro iraquí "es negro", sin embargo él piensa que es "una novela realista, que agarra la realidad y guarda la ficción". En esa línea, señaló que en Irak, durante la dictadura, no se podía publicar nada referente a la situación del país. "Ahora tenemos por fortuna una nueva literatura, una generación de novelistas que escriben de maravilla", puntualizó. De hecho, "entre 2003 y 2012 se han publicado más novelas que en todo un siglo", apuntó. Así, explicó que él es parte de una generación que escribe con libertad, la que han conseguido al irse de Irak o estas nuevas generaciones. "Soy parte de dos culturas, la árabe-iraquí y la española", algo que se refleja en el protagonista de su libro: es un galgo de padre iraquí y madre española.

Además, la programación de la jornada de ayer incluyó la presentación de El soldado asimétrico, de Antonio Manuel Rodríguez; y La tercera lectura, de Ricardo Santofimia.

Hoy el acto central de la Feria del Libro será la presentación de La lluvia en el desierto. Poesía completa de Eduardo García, un acto (20:00) en el que intervendrán Ana Gavín, Andrés Neuman, Vicente Luis Mora y Federico Abad. Roberto Loya leerá algunos de los poemas de este volumen. Además, Alejandro Ruiz-Huerta presentará La memoria incómoda. Los abogados de Atocha (19:00), mientras que Alejandro López Andrada firmará ejemplares de Viento derruido (20:00) y Nono Granero de El gallo canta (18:00).

[publicado en El DÍA de Córdoba 31/3/2017]

   

La escritura como entusiasmo

Atención, abrir en una nueva ventana. Imprimir

Un volumen reúne la poesía completa de Eduardo García, que suma dos libros inéditos que dejó antes de morir, hace ahora un año.

eduardo-garciaSi alguna vez se tuvo cerca a Eduardo García resultó fácil creer en la literatura. Pocos seres de las últimas generaciones tan dotados para el entusiasmo por la palabra, tan dispuestos a la poesía, tan viscerales en su defensa. Un cáncer lo secó violentamente hace exactamente un año. Nació en Sao Paulo (Brasil) en 1965. Murió en Córdoba en 2016. A los 50 años. Tenía entonces un libro esperando imprenta y un último testimonio poético de extravío, de aceptación del daño, de conciencia de fin. Esos dos conjuntos integran lo que ya será su poesía completa, La lluvia en el desierto (1995-2016), que publica la colección Vandalia al cuidado de Rafaela Valenzuela, su inquebrantable compañera, y de su compadre Federico Abad.

Es toda la obra en verso de un hombre que pensó radicalmente la poesía e hizo de su reflexión una bengala. Y también la certeza de que fijado en poema el mundo es más ancho, el sueño más alto, el verbo más fuerte y la muerte otra vida. Eduardo García, como recuerda Andrés Neuman en el prólogo a la edición, "es de esos verdaderos poetas que nos inducen a recordarlos en su propio estilo. A revivirlos como si nuestra memoria la hubieran escrito ellos". El lugar de la vigilia, la intersección de la realidad con su magia de no serlo, la búsqueda de hondura, el conflicto de la otredad y el asombro indescifrado de los espejos estaban en su escritura como ejes: Yo no soy quien tú crees:/ habito otro lugar, dice en el poema La máscara. Y así, en el punto exacto de la inquietud, del extravío, de la celebración, fue confeccionando García su existencia en las letras.

Aquí están sus siete libros, dos de ellos póstumos: La hora de la ira, un alegato neosocial contra la crisis; y Bailando con la muerte, firme exploración por su enfermedad fatal y el desgarro que genera el desconcierto de saberlo. Pero, además, el conjunto suma una selección de poemas no reunidos en libro y otros no publicados que dan cuenta del taller del autor, premio nacional de la Crítica en 2009 por La vida nueva. "Eduardo nunca renunció a unos niveles de profundidad filosófica mientras que en su obra fundía a la vez la pulsión comunicativa de la poesía con su capacidad de conocimiento", sostiene Luis Alberto de Cuenca, que presentó el volumen en Madrid.

"Aquí está Eduardo en verso y en vida", comentó Rafaela Valenzuela. Buen conocedor de las vanguardias históricas y deudor espiritual del Romanticismo, García optó siempre por una poesía que buscaba en los márgenes de lo real, en ese límite, horizonte o frontera, en que está aquello que no se puede decir de otro modo, lo que no llegamos a entender pero asoma como verdad. Sus últimos libros son más celebratorios y pasionales, explica el autor del epílogo, el crítico y poeta Vicente Luis Mora: "El reencuentro con la pulsión vital de los poemas de Claudio Rodríguez y con la música brasileña dan a sus últimos libros un joie de vivre y de entusiasmo. Ganas de vivir que incluso en los momentos finales de trabajo para los poemas de Bailando con la muerte le llevan a escribir a la 'desdentada' estos versos desgarradores: Déjame bailar a pierna suelta/ una semana, un mes, un día más.

Y es que más allá de la aparente contención de una parte de su escritura, Eduardo García hizo del arrebato febril y contagioso parte de su señalado pensar en poesía, de su acción precisa de escritor. A veces crispado y otras desnudo. Con la lengua como único lugar incuestionable. Su poesía al completo es esto. Exactamente lo que aquí se puede leer, y lo que impulsa, y lo que duele. Lo recordó bien Rafaela Valenzuela, su Rafi. A la manera de Walt Whitman, con ese ímpetu o apetito de totalidad, "es pertinente decir que quien abre estas páginas toca a un hombre". Así es.

[publicado en el diario MUNDO 31/3/2017]

 

   

Una colección de relatos inquietantes (Fdez Cubas)

Atención, abrir en una nueva ventana. Imprimir

Cristina Fernández Cubas presenta su premiado 'La habitación de Nona', seis cuentos reunidos por Tusquets
Marcos Chicot llega hoy con 'El asesinato de Sócrates'

Cristina-Fernandez-CubasLa sexta jornada de la Feria del Libro tuvo como protagonista principal a Cristina Fernández Cubas, que presentó, acompañada por el periodista Francisco A. Carrasco, el libro de relatos La habitación de Nona (Tusquets Editores), su primera obra después de siete años de silencio, que le valió el Premio Nacional de Narrativa 2016 y, antes, el Premio de la Crítica. La habitación de Nona está integrado por seis relatos de la que está considerada una de las grandes voces del género en España, protagonizados, entre otros, por una niña que siente una envidia creciente hacia su hermana (Nona), a quien todo lo que le ocurre es "especial", una mujer al borde del desahucio que confía en una benévola y solitaria anciana que le invita a tomar café y un grupo escolar que comenta un cuadro en una exposición.

Otra escritora presente ayer en el Bulevar del Libro fue Ana Punset, que mantuvo sendos encuentros con grupos de escolares de 10 y 11 años, para presentar su último libro, Nueva York let's go (Montena), perteneciente a su saga El Club de la Zapatillas Rojas. La jornada de presentaciones se completó con Encarna Castillo, con su novela Venta del Rayo (Trampoline Editores), acompañada por Antonio Manuel y Claudio Rodríguez; Ricardo González Mestre y Daniel Valdivieso, con su libro Iglesias fernandinas de Córdoba (Utopía Libros), en compañía de Marisa Ruz; y Javier Lorenzo con Castaño, alma de acero (Círculo Rojo), junto a Alfredo Casas Torcida.

José Cristóbal Cabello, profesor de la Escuela de Arte Dionisio Ortiz, dirigió la primera sesión de un taller de encuadernación dirigido preferentemente a alumnos de centros educativos, de entre 12 y 16 años. Por su parte, José Daniel García impartió la segunda sesión de su taller intensivo de escritura poética ¿Poesía eres tú? ¿No eres tú? ¿Soy yo?El Yo confesional y la distancia. Un taller que tuvo una primera sesión el lunes y en el que García aporta una serie de claves fundamentales para que cada alumno logre situarse conscientemente ante el hecho poético contemporáneo.

En la caseta de firmas estuvieron Gaudencio Díaz Muñoz, con la novela negra de tintes góticos La dama esquiva, editada por Carena, y Saúl Suane, con el poemario El silencio, de Ediciones En Huida.

La feria recibe hoy a Marcos Chicot, que presentará la obra con la que fue finalista del premio Planeta 2016, El asesinato de Sócrates, una narración histórica muy rigurosa con hilos de ficción en un difícil equilibrio entre la obra superventas y la filosofía. Será en el curso de un encuentro con miembros de clubes de lectura de la Red Municipal de Bibliotecas y la Biblioteca Provincial. El acto tendrá lugar a las 20:00 en el Bulevar del Libro y los presentadores serán Auxiliadora Alcántara Rojas y Alfonso Muñoz Jiménez. A la misma hora, el Centro San Hipólito recibirá a Antonio Manuel, que presentará la novela El soldado asimétrico (Berenice), con Javier Ortega.

[publicado en El DÍA de Córdoba 30/03/2017]

   

Más artículos...

Página 2 de 6